La segunda reunión de pedagogos en el CDL de Madrid.

La diosa Minerva, logo del CDL Madrid
La Minerva del CDL de Madrid

Y llegó el día de la segunda reunión, el 13 de junio de 2022.
Decía en mi entrada anterior, la que contaba lo sucedido en la víspera, que justo antes de empezar ésta, supe de la publicación de un listado de profesionales que incluía el nombre y la titulación, además del número de colegiado. Evidentemente la publicación se había realizado en las últimas horas, y yo no había consultado la web desde hacía dos días. Mi compañero había imprimido el listado y me lo mostraba con el comentario de que esa información era insuficiente para conocer el punto de actualización de los profesionales, en cuanto a su especialización y formación permanente, y en esa medida no podía servir al propósito de que los planes de formación continua organizados en el Colegio para los docentes se encomendaran a pedagogos. No era extraño que el Colegio acudiera en muchos de sus cursos a profesionales de la psicología o a «especialistas» docentes, sin tener en cuenta la sección de Pedagogía, y así seguiría siendo mientras los datos de todos nosotros fueran considerados un asunto meramente administrativo.

Me hacía yo estas reflexiones y como resultado llegaba a la conclusión de que el asunto planteado en la primera reunión, acerca de la publicidad de pedagogos autónomos y empleados en gabinetes, a cambio de una posible oferta de contratos en prácticas, seguía siendo una buena idea, que también pasaba inexorablemente por una actualización de los datos. El compañero citado me había comentado en un encuentro on line que opinaba lo mismo, y de hecho esa actualización debía incluir una descripción de las especialidades curriculares en cada caso, que por otro plan de trabajo, deberían ser fuente de recursos del Colegio en su oferta de formación a nuevos colegiados. Sus palabras habían sido así como “el colegio ignora cuáles son mis conocimientos y mi experiencia para solicitarme que me haga cargo de ningún curso en sus programas de formación continua a colegiados”. Se hacía evidente la trascendencia de la actualización de datos. Yo estaba dispuesta a insistir en este punto cuando entramos a la reunión.
Lo primero que observé fue que en el orden del día que habían preparado desde el Colegio figuraba en primer lugar la revisión de lo tratado en la primera reunión, y en segundo lugar la demostración de las innovaciones en la página web. Me pareció bien. Pero las cosas no trascurrieron como estaba programado. Para empezar, el orden del día (como la vez anterior) lo establecen los miembros de la Junta de Gobierno que asisten a la reunión: el decano y un vocal (A.S.S.) pedagogo. (Usaré las iniciales de todos mis compañeros en lugar de su nombre completo, por respeto a su privacidad). Pero lo primero que ocurrió es que el segundo punto del orden del día se convirtió en el primero, sin explicaciones ni justificación. El pedagogo vocal estaba ya al mando de su portátil, su proyector y su web, y comenzó con una descripción no exhaustiva pero sí prolija de la estructura y organización de la web, que le llevó más de media hora. El decano atendía con interés, porque en realidad se estaba enterando en ese momento de muchas cosas. Así pues, no éramos los pedagogos «reclutados por la encuesta» los que teníamos intención de revisar la web, como había dicho mi contacto en la llamada telefónica que se prolongó sin su control, sino los «de la casa», que no indicaron en ningún momento si habían visto o no las novedades con anterioridad, ni hicieron comentario alguno.

A mí me apetecía hacer algunas críticas, pero cuando por fin me dieron la palabra para comenzar con el segundo punto, que debía haber sido lo primero, insistí en la cuestión de la actualización de los datos, señalando que me parecía faltar a los derechos de los pedagogos que no tenían mail el haber pasado por alto su situación, sin comunicarles la puesta en marcha de la encuesta, y sobre todo la nueva etapa emprendida por la sección, haciendo hincapié en que eran más de 200. Me mostré molesta porque no me lo hubieran hecho saber desde el primer momento, y usé las palabras «no me habéis hecho ni caso». En mala hora. Esas palabras fueron mi tobogán hacia el estigma. El decano me afeó tanta vehemencia para defender algo incierto, y me aseguró que el problema es que las cosas no se pueden hacer «tan deprisa y de un día para otro». Yo recordaba el año entero de obstrucciones a mis iniciativas y para no empeorar las cosas, callaba. Asumí mi fallo táctico. Y a otra cosa.

Al final, después de las intervenciones del resto de los asistentes, resultaron varias líneas de trabajo, que el decano resumió y fueron asignadas a los diversos asistentes, con el fin de que en septiembre presentara cada interesado o grupo de encargados sus progresos. Estas son las líneas de trabajo:

1-. Trabajar en mejorar los datos del listado de pedagogos vía correo postal. Responsables: Carmen Salván/(A.C)

2-. Posible envío de SMS (teléfono) para actualizar los datos de los pedagogos y psicopedagogos colegiados. Responsables: A.L.S./ A. C. /D. S.

3-. Definir los ámbitos profesionales y las salidas laborales. El decano propone que J.F.G./P. S.P./ M. P./ C. V./ A. R. elaboren un breve informe de su actividad profesional que pueda servir de referencia sobre los campos laborales de los pedagogos. Carmen Salván propone que esos informes puedan convertirse en entrevistas para ser colgadas en la web.

4-. Rebaja del IVA. Responsable:  Carmen Salván. Elaborará un documento informativo sobre la situación actual.

5-. Contacto con las universidades y otras entidades. Responsables: R. S./ A.S./ A.C.

6-. Elaboración de un primer borrador con sugerencias sobre un Código deontológico. Responsable: S. C.

7-. Revisión de los temas tratados en la reunión y los ámbitos de trabajo no abordados.  Responsable: C. A. Se ofrece para servir de contacto/puente con los alumnos de las Universidades, especialmente de la UCM, donde el próximo año lectivo 2022-2023 cursará el Grado de Maestra de Primaria.   

8-. Se creará un grupo de WhatsApp con los miembros del grupo de trabajo y se remitirá un listado con los correos electrónicos y teléfono de todos los participantes.

Lo que siguió a la reunión, en mi próxima entrada…
Continuará…

Por Carmen

Pedagoga jubilada, siempre ejercí de forma independiente y ayudé a mis clientes a superar "su fracaso escolar" con la convicción de que el fracaso no era suyo...ahora sigo preocupada los nuevos cambios de la escuela, intentando adaptarse a los cambios sociales...y expreso mi opinión en este blog.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Whatsapp
RSS
Twitter
Enviar por correo